Es hora de revisar las bujías

Parecen pequeñas y carentes de importancia, pero las bujías son una de las piezas más importantes de nuestro vehículo, y debemos estar atentos a las señales que nos envía nuestro coche de que éstas están fallando y requieren un cambio. 

Las bujías son las responsables de la entrega de potencia y de la eficiencia del motor, por lo que el hecho de que sólo una falle ya implica que estas funciones no se están desempeñando al 100%. Después de ello, es cuestión de tiempo que la avería se acreciente y acabemos notando una drástica caída en el rendimiento de nuestro motor. Si estás buscando talleres multimarca en Madrid para sustituir tus bujías, sigue leyendo.

Señales a tener en cuenta

En general, los fallos en las bujías se sienten como cierta brusquedad en el funcionamiento del vehículo: una de las claves para detectarlos es la dificultad para arrancar el vehículo. Si se están produciendo estos fallos, lo más posible es que toda la conducción se sienta ruda, con dificultades para acelerar a fondo, sacudidas en momentos insospechados y un rendimiento errático. Es posible que, de hecho, nuestro vehículo nos avise a través del testigo del motor, señal clara de que deberíamos visitar un taller con cierta presteza.

Otra de las implicaciones a tener en cuenta de los fallos en las bujías es que desperdiciaremos mucho combustible, al no recibir el vehículo la chispa adecuada en el momento indicado.

Si sentimos alguno de estos indicios, es más que probable que debamos revisar las bujías.