¿Cómo afecta el frío a los vehículos?

El frío no es el mejor compañero para un coche, ya que hace que muchos de los diferentes elementos que lo conforman puedan llegar a sufrir las consecuencias. Es recomendable realizar siempre una revisión en nuestros talleres multimarca en Madrid, donde se pueda hacer una comprobación tanto de los neumáticos como de la batería o los líquidos del vehículo, que son algunos de los elementos más afectados por las bajas temperaturas, aunque no los únicos.

Las consecuencias del frío en los coches

Con la bajada de las temperaturas algunas de las piezas más afectadas son los neumáticos, así como el resto de piezas de goma que están presentes en el vehículo, como molduras, sellos, burletes…, pero también las correas o los manguitos del motor. Además, el depósito del limpiaparabrisas se puede congelar cuando la temperatura exterior se encuentra por debajo de los 0ºC.

En el caso de las ruedas, no solo afecta a la goma, sino también a la presión, que desciende cuando baja la temperatura exterior.

Por otro lado, también hay que tener presentes a los líquidos fundamentales del vehículo, como es el aceite y la gasolina, que son más resistentes a las bajas temperaturas. En cualquier caso, es necesario hacer una revisión en talleres multimarca en Madrid para comprobar que todo se encuentra en perfecto estado de funcionamiento.

En lo que respecta al funcionamiento de la batería, es una de las partes más afectadas, ya que cuando hay una bajada de las temperaturas cede capacidad para suministrar corriente en temperaturas próximas a los 0ºC, y con -º0ºC puede llegar a perder su capacidad de arranque.