¿Qué es el metamerismo?

Cuando se quiere pintar el coche, contar con la mano y experiencia de los profesionales de un taller de chapa y pintura en Alcobendas es algo indispensable. Gracias a ello, podemos evitar que se produzca un efecto conocido como metamerismo.

Significado del metamerismo

El metamerismo en el repintado es un efecto que aparece cuando la pieza que se ha repintado y el resto del vehículo se ven de un color idéntico, pero en determinadas circunstancias, aunque bajo otras condiciones, el color no llega a ser igual, un fallo que no se puede pasar por alto.

Este efecto se asocia a diferentes factores, como por ejemplo la iluminación. Dependiendo de la fuente de luz en la que se observe la parte pintada del coche, el tono del color puede resultar diferente.

En ello también influye el ángulo de visión desde donde se mire la pieza pintada. Técnicamente, a este efecto se le conoce como metamerismo geométrico, algo que se produce cuando el color tanto de la pieza como del vehículo coincide al ser visionado desde un punto concreto, aunque cambia cuando el ángulo es diferente.

El campo de visión también influye, es decir, la distancia a la que se observa. Cuanta más distancia, el color más idéntico será. No hay que olvidar que a la persona que observe tanto la pieza como el vehículo también pueden afectarle diferentes factores, como la edad o los problemas de visión.

Para que esto no suceda, lo más recomendable es contar con un equipo de profesionales especializados en pintura de coches y que hagan un correcto trabajo.