El sistema de inmovilización

Comprar un coche es algo que requiere una importante inversión de tiempo y de dinero, sobre todo si tenemos en cuenta que, a lo largo de la vida útil del coche, debemos llevarlo a los talleres mecánicos en Alcobendas a fin de realizar un mantenimiento que garantice el buen funcionamiento del vehículo para que nos proporcione seguridad en la carretera.

Debido a esta inversión de dinero y tiempo que hacemos en nuestro coche, es importante también asegurarse de que el coche está lo suficientemente protegido ante la posibilidad de ser robado. Hoy vamos a hablar del sistema de inmovilización, una tecnología que ofrece una gran seguridad ante robos.

Funcionamiento del sistema de inmovilización

Los elementos claves para que el sistema de inmovilización pueda funcionar correctamente son los siguientes:

  • Codificación de la clave del vehículo: Gracias a un algoritmo criptográfico, la clave se genera y se almacena en un pequeño chip llamado transpondedor.
  • Antena: Es un dispositivo que sirve como comunicador entre la llave y la maquinaria del vehículo.
  • Centro de mando: El centro de mando suele estar conectado al salpicadero del coche y recibe información de la antena para arrancar el motor.
De este modo, cuando el conductor abre el vehículo e introduce la llave para arrancar, la antena recibe un pulso eléctrico que hace que el chip de la llave comunique su código encriptado.
Si el centro de comando del coche valida el código, la fuente de alimentación permite que el motor del coche arranque.

Como ves, se trata de un sistema muy innovador que ofrece una gran seguridad a cualquier vehículo ante un posible robo.