Tips para que dure la transmisión del coche

Una de las averías que todos podemos tener en nuestro coche y a la que no nos gustaría afrontar es aquella relacionada con la transmisión. Llevar nuestro coche a un taller de vehículos en Alcobendas para hacerle revisiones periódicas es indispensable. Con ello, podremos evitar que una avería como estas nos pille por sorpresa y podamos tener un accidente en el momento menos esperado.

Consejos para que dure la transmisión del vehículo

Cuando hablamos de la transmisión, lo hacemos refiriéndonos a los diferentes elementos que tienen como principal misión hacer llegar la fuerza que proporciona el motor a las ruedas del vehículo.

Para hacer que dure el máximo tiempo posible, es importante evitar las arrancadas fuertes y hacer patinar las ruedas, eso es algo que daña no solo la transmisión sino que fuerza el motor y los neumáticos entre muchos otros elementos.

Cada 60.000 kilómetros es importante llevar el vehículo para hacer una revisión en profundidad acerca del estado de elementos tan importantes como los guardapolvos de la transmisión. En caso de que estén rotos, la transmisión podrá perder toda la grasa que la lubrica y acabará rompiéndose.

Uno de los síntomas de que la transmisión no está en buen estado es que se producen diferentes ruidos mecánicos en marcha procedentes de la zona baja del vehículo. Si se rompe, no se transmitirá la fuerza a las ruedas y finalmente el coche no podrá moverse. Por eso es tan importante tener en cuenta las recomendaciones del mecánico y del fabricante sobre las revisiones a realizar en el vehículo.