¿Qué hacer cuando se daña la luna del coche?

Un golpe en la luna del coche es un hecho que ocurre con una gran frecuencia, ya sea en casos de gran consideración o pequeños desperfectos. La gran mayoría de ellos afectan a la luna delantera, donde cualquier pequeña rotura debe ser reparada en un taller de coches en Alcobendas con la mayor rapidez.

¿Cómo actuar ante un daño en la luna del coche?

La causa principal de la rotura en las lunas delanteras son las piedras que impactan en ellas tras ser impulsadas de un vehículo que circula delante. No obstante, también puede deberse a vibraciones, cambios bruscos de temperatura, caída de árboles o vandalismo.

En función del daño se pueden identificar diferentes tipos de roturas, algunas de ellas de desgaste superficial, en las que no es necesario tener tanta urgencia para la reparación y otras más importantes como el ojo de buey o el ojo de buey con microfisuras, sin olvidar los impactos que tengan más de 2 centímetros de diámetro. En cualquier caso, ante cualquier problema en ella es necesario repararlo de inmediato.

En el momento en el que te percates de la existencia de una rotura en la luna del coche debes tener en cuenta que no solo afecta a lo que se ve, ya que debilita a todo el conjunto y esto provoca que haya un riesgo de que acabe rompiéndose en pedazos si no acudes a un taller de coches.

Los profesionales podrán examinar el problema en particular y determinar si la luna se puede reparar o si es necesario sustituirla por una nueva.