¿Por qué vibra el volante del coche?

Hay ocasiones en las que acudimos al taller de vehículos en Alcobendas porque nos vibra el volante del coche. Estas vibraciones, además de incómodas, pueden suponer un riesgo importante para la conducción. Debemos, por tanto, conocer las posibles causas de este fallo para encontrar la solución más adecuada.

Las causas más frecuentes

Una de las razones más habituales tiene que ver con ciertos problemas en los neumáticos. Si estos presentan desgastes desiguales en el eje delantero, algún otro defecto o malformación o un desequilibrio, el volante vibrará.

Lo mismo sucede si tenemos problemas de dirección. Si esta se halla desalineada, o si tenemos la geometría de la suspensión inadecuada, el volante también vibrará. En cualquiera de ambos casos hay que llevar el coche al taller de vehículos en Alcobendas.

Si las vibraciones del volante aparecen en la frenada, el problema estaría en los discos de freno. En estas situaciones, los discos delanteros pueden estar deformados a causa del desgaste excesivo, un uso exigente o los cambios de temperatura. Urge pues el cambio de los discos de freno y las pastillas.

Un rodamiento en mal estado también puede producir vibraciones en el volante. En estas situaciones, las vibraciones vienen acompañadas por un zumbido, síntoma de que hay que cambiar el rodamiento.

Una última causa posible sería disponer de unos amortiguadores en mal estado. Esto no solo conllevaría vibraciones en el volante, sino también problemas en la conducción y un mayor desgaste en los neumáticos. Aquí tendríamos que acudir al taller de vehículos en Alcobendas para que revisaran los amortiguadores.