El coche híbrido, lo que el taller necesita saber

La electrificación de los coches ha traído un nuevo panorama en la movilidad. Hoy en día se pueden distinguir tres grupos grandes: los coches de combustión, los híbridos y los eléctricos. Estos tres conceptos presentar particularidades que los talleres mecánicos en Alcobendas deben conocer, aunque hoy vamos a hablar de los híbridos que ya empiezan a acudir al taller.

¿Qué es un coche híbrido?

Se trata de un vehículo que utiliza dos fuentes de propulsión de diferente naturaleza: un motor de combustión que es el propulsor principal y otro eléctrico. Dependiendo del papel que tenga cada uno de estos motores es posible encontrar diferentes tipos de coches híbridos. Uno de ellos son los microhíbridos o híbridos suaves. Funcionan con un bajo voltaje por lo que no tienen grandes baterías. Gracias a su motor eléctrico logran un empuje extra que reduce las emisiones hasta en un 25% cuando se desplazan con el motor de combustión.

El más habitual es el híbrido en paralelo que puede funcionar de manera indistinta con cualquiera de sus propulsores o incluso con los dos a la misma vez. El consumo de combustible se ve reducido de manera notable en los trayectos urbanos y la recarga de su batería se produce mientras circula. Los híbridos enchufables tienen unas baterías de mayor capacidad y se recargan con la red eléctrica. De esta manera, la propulsión eléctrica es la protagonista pudiendo mover el coche a mayor velocidad y durante distancias mayores.