¿Cuándo debemos cambiar los neumáticos?

Conducir con los neumáticos en buen estado es necesario porque estaremos protegiendo a todos los que van en el vehículo. Llevarlos muy desgastados o con menos presión que la que indica el fabricante puede convertirse en un peligro, por eso es necesario visitar un buen taller de neumáticos Alcobendas donde poder calzar de nuevo el vehículo y recuperar la seguridad tan necesaria en carretera.

Señales que indican que hay que cambiar los neumáticos

Una es la que todo el mundo conoce y que se da en la autoescuela; cuando el dibujo del neumático tiene menos de 1,6 milímetros de profundidad, algo que no garantiza la función del neumático en cuanto a seguridad se refiere.

Si hemos pinchado, lo más recomendable es cambiar el neumático, aunque también se puede revisar y reutilizar, pero esto solo debe hacerlo un experto y no siempre es la mejor idea.

A medida que se va utilizando el vehículo, los neumáticos se gastan. Además, depende de muchos factores como la forma de conducir, el estado de las suspensiones o incluso del sistema de dirección. El neumático puede gastarse más por un lado que por otro, impidiendo una correcta estabilidad. Lo mejor en estos casos es cambiarlo, pero también hay que solucionar el problema que provoca ese desgaste anormal.

Otra causa que nos obligará a cambiar los neumáticos es cuando éstos han sufrido daños evidentes. Dado que el neumático es el único punto del coche que toca el firme, está expuesto a muchas agresiones.

Pasar por encima de un bache a gran velocidad, dar un golpe contra una piedra en un camino, bajar un bordillo forzando la rueda, etc., son tan solo algunas de las causas que pueden provocar que se produzcan efectos como pliegues en el neumático o un deterioro notable.