¿Cómo saber si están en buen estado las ruedas del coche?

Uno de los problemas más habituales entre los conductores, es la escasa atención que se presta a los neumáticos de los vehículos. Y lo cierto es que llevar a cabo una puesta a punto de estos es fundamental para asegurarse una segura conducción. Si por falta de tiempo o por desconocimiento no puedes hacerlo, no dudes en traer tu coche a nuestro taller de vehículos en Alcobendas.

¿Cómo se detecta una rueda en mal estado?

Las ruedas tienen que cambiarse cuando se han conducido aproximadamente 40.000 kilómetros según la Dirección General de Tráfico, aunque esto va a depender también de ciertos factores como la manera de conducir, la temperatura a la que se someten los neumáticos o al estado de las carreteras por las que se circula. En cualquier caso, la rodadura de estos no tiene que superar los 1,6 mm. En este caso será necesario sustituirlo, no en vano, los fabricantes sitúan los dibujos entre los 8 y os 4 mm, por los que debajo de los 3 ya comienzan a perder adherencia. Para averiguar cuál es el desgaste de tus neumáticos puedes introducir una moneda de un euro en el dibujo. Si el borde dorado queda cubierto no será necesario cambiar la rueda. Si no es así, será necesario sustituirla.

Otro aspecto fundamental que hay que tener muy presente en la presión de las gomas. Para comprobarla solamente hay que leer la escritura que hay a los lados de los neumáticos y vaciarlos o llenarlos para que estén en perfecto estado. Si no eres capaz de interpretar las señales, lo mejor será acercarte a un taller para que los profesionales te ayuden en este paso. No olvides que si una rueda no cuenta con la presión adecuada es más susceptible de un reventón o de un pinchazo durante la marcha.