Cómo mantener la chapa y pintura del coche

Mantener la chapa y pintura de nuestro coche en buen estado es algo que debemos tener en cuenta para que siempre tenga el mejor aspecto posible a pesar de las inclemencias climáticas, la suciedad y otros agentes que suelen poner en peligro su integridad. Por ello vamos a daros unos cuantos tips para que podáis conseguirlo sin demasiado esfuerzo y así evitar tener que acudir a un taller de coches en Alcobendas.

Consejos para mantener la chapa y pintura en buen estado

Es recomendable lavar al coche al menos una vez al mes, procurando que toda la carrocería quede completamente libre de cualquier resto de suciedad. Después tendremos que secarlo por completo y evitar que quede ninguna gota.

En muchas ocasiones, algunas personas prefieren dejarlo secar al aire, pero las gotas sobre la carrocería pueden hacer el efecto lupa si los rayos solares inciden sobre ellas y dañar la pintura. Lo mejor es secarlo a mano y si se puede, dejar el coche en el garaje, siempre que sea posible.

Los expertos recomiendan evitar los autolavados debido a que son muy poco cuidadosos con la pintura del vehículo, lo que genera una ligera abrasión que afecta a la chapa y pintura del coche.

Los restos orgánicos, especialmente los excrementos de ave, deben ser retirados cuanto antes debido a que en su composición cuenta con un alto índice de ácido clorhídrico, lo que puede dañar a la pintura irremediablemente.

En verano, hay que procurar aparcar en sitios que se encuentren a la sombra y a poder ser donde no haya demasiadas aglomeraciones de gente ni coches, con lo que evitaremos que por descuido o por acto vandálico pueda rayarnos la pintura del coche.

No hay que olvidarse de no aparcar bajo árboles, usar los productos adecuados para la limpieza del coche y pulir y encerar cada determinado tiempo para que siempre esté en las mejores condiciones.